Saltar al contenido

Casa nueva, vida nueva

Kame House

Que año este 2013… muchos cambios en casi todos los ámbitos. Y uno de los mayores es que desde hace días ya estamos oficialmente mudados y viviendo en la nueva casa, un proyecto que comencé allá por 2007, comprando un terreno, luego viendo planos y soñando un poco con lo que sería mi casa. Será que la desee tanto que ahora me cuesta creer que ya está, que ya llegué a la meta que me propuse en aquel entonces.

Voy a extrañar mucho mi viejo barrio Inve, donde viví 7 años… pero como decimos a veces, ya no daba para más, todo tiene su ciclo, su tiempo, y mi estadía allí en estos últimos tiempos me hacía sentir bastante incómodo en muchos aspectos.  Y todo se dió para que ahora estemos viviendo en La Fortuna, un lugar más lejos en distancia, pero mucho más tranquilo, rodeado de parques, árboles y una hermosa laguna. Muy parecido (y quizás más tranquilo) al lugar donde me crié de niño y adolescente en Mercedes (esas causalidades de la vida!).

Despertar con el sonido de los pajaros, el sol entrando por la ventana o ver a los perros corriendo super libres por el amplio patio… no tiene precio, plus no tener ruidos de coches ni niños gritando (en el Inve vivía pegado a una Escuela pública) … un verdadero placer.

¿Y ahora qué?

Siempre que logro un objetivo me invade una ola de éxtasis, y al tiempo naturalmente disminuye, pero deja latente en mi corazón un gigante «VISTE QUE SE PUEDE, VOS PODES», reafirmando el principio Budista de que todo depende de uno, nuestro fracaso o nuestro éxito reside únicamente en nosotros, y no en ningún objeto o ser externo.

Y ahora me toca de a poco bajar a tierra, darme cuenta que ya no es un sueño, que es una realidad… mi realidad. Y recordando un poco de Psicoanálisis de la facultad… ahora necesito darle un nuevo objeto a mi deseo, el cual ya tengo en mente, y que seguramente definirá mi futuro de los próximos 40 años o más si todo sale como lo tengo determinado.

El tiempo dirá, por ahora a disfrutar de este logro 😀

 

Publicado enPersonales

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.