Saltar al contenido

Diálogo y Shakubuku, ése es el camino!

shakubuku

«Hacer shakubuku» es una expresión que muchas veces escuchamos en las reuniones de SGI o que se leen en diversos textos budistas. Y si recién estás empezando en este fascinante mundo del Budismo de Nichiren Daishonin te preguntarás ¿Qué es shakubuku? o ¿Qué es hacer shakubuku? No es otra cosa que propagar la ley mística de Nam Myoho Rengue Kyo, hacer conocer este budismo a otras personas. Dialogar con otros de corazón a corazón propulzados por nuestro amor compasivo, como fruto de haber experimentado en tu propia vida los beneficios de la práctica. Si me hace bien a mi, ¿por que no compartirlo con los demás?

La transmisión de la ley es algo que surge naturalmente a medida que uno mismo experimenta los beneficios de la práctica. Pero creo que recien en este año he podido darme cuenta de la importancia y he podido hacer shakubuku desde otra perspectiva. Antes solía orar para acercar a las personas a este budismo, sin mucha cosa más en mente, solo propagación y luchar por la felicidad de las personas, pero este año he podido ver que mi postura no era la más adecuada. Luego de analizarlo he podido darme cuenta que mi daimoku es mucho más efectivo cuando lo oriento a transmitir la ley a quienes más la necesitan en este momento, aquellos que están sufriendo, y por sobre todo, a los jóvenes, pues son los jóvenes los pilares del futuro. ¡Una oración sincera por la felicidad de quienes más lo necesitan es el camino!

El resultado luego de cambiar mi postura sobre hacer shakubuku fue sorprendente, en tan solo 1 mes, pude hablar de budismo a cerca de 6 compañeros de clase, y un profesor, casi todos concurren a las reuniones y varios de ellos pronto recibirán Gohonzon! Forjar valores humanos, ver el avance de tus shakubukus, sentir sus progresos y su revolución humana en marcha regocijan el alma! ¡Es un sentimiento de felicidad tan grande! ¡Crece nuestro shakubuku y crecemos nosotros a la par!

Por eso este budismo es tan puro, por que se transmite de corazón a corazón, y nunca lo veremos en medios de comunicacion masivos, es un diálogo de personas, de seres humanos en su más brillante esencia. Es el camino hacia la felicidad. La mayoría de las veces los lazos de amistad que se crean al hacer shakubuku son inmensos, por lo que no sólo podrás transmitir la ley y ayudar a que los demás sean felices, sino que también podrás hacer muy buenos amigos. ¡Amigos del corazón!

«Alumbrar el camino de los demás es también alumbrar nuestro propio camino.» (Proverbio)

Para finalizar, dejo algunas palabras de Sensei sobre espíritu de hacer Shakubuku:

Compartir con los demás los beneficios de la Ley Mística no es algo que podamos hacer usando estrategias mentales. Necesitamos partir de una oracion sincera y comprometida con nuestro propio crecimiento, y luchar constantemente con nuestras propias debilidades: esto es lo que invariablemente llega al corazón de las personas que nos rodean.

Nuestra práctica de Shakubuku debe surgir del deseo sincero de que los demás sean felices. “¿Cómo puedo ayudar a los demás a sentir profunda alegría? ¿Qué puedo hacer para que practiquen con espíritu jubiloso y se esfuercen por voluntad propia y resuelta?” No hace falta decir que, en el mundo humanista del Budismo, nadie puede llamarse líder si no considera minuciosamente estas preguntas y si no responde a las necesidades de los miembros.

Cuando oramos sinceramente, brota sin falta en nuestra vida la sabiduría de Buda que nos permite encontrar la mejor manera de alentar a los demás. Nuestro movimiento por el kosen-rufu es una contienda para expandir esa esfera de aliento continuo.”

Daisaku Ikeda

Publicado enBudismo y Filosofía

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.