Saltar al contenido

La Oscuridad Fundamental

esperanza

!Qué fácil es caer en manos de nuestra oscuridad fundamental! Hacía mucho tiempo no lo veía tan claro como en estos días, afortunadamente no me ha sucedido a mi, quizás por eso pude verlo tan fácilmente y desde un punto de vista objetivo. Y a pesar de que uno intenta inculcar esperanza y ánimo, parece como que la persona frente a quien estamos estuviera con un chaleco protector que le previene de ver todo lo bueno que hay en la vida.

La oscuridad fundamental tiene varios significados, el primero que se refiere al egoísmo, al yo, lo mío, a pensar solo en uno mismo, sin darse cuenta de la interconexión que tenemos con el resto del universo. Pero también se refiere a  aquello que nos anula como seres humanos, que nos quita las ganas de seguir adelante, lo que nos infunde desesperanza, temor e inseguridad. Algunas personas se dejan a la deriva, pierden las esperanzas en si mismos, en el futuro y hasta en la vida misma.

Uno de los grandes beneficios que obtuve a través de mi práctica budista fue realzar mi autoestima, elevarla hasta las nubes. Pero cuando caemos en estos estados de vida tan bajos nos dejamos estar, no nos valoramos, tampoco nos respetamos, y mucho menos al mundo que nos rodea. Esa es una ilusión que se llama oscuridad fundamental.

Es muy lógico que al igual que tenemos ese lado iluminado también tengamos este lado oscuro contra el cual debemos luchar constantemente. El ying y yang, lo bueno y lo malo… la vida sería realmente rara y hasta cierto punto aburrida si no existiera el lado negativo de todo, ¿verdad?

Por eso debemos pulir nuestra vida a diario a través de la introspección, reflexión y la acción. ¿Acaso no estamos en este mundo para mejorar… para ser cada día una mejor versión de nosotros mismos?

En el gosho El logro de la Budeidad en esta existencia, Nichiren Daishonin explica claramente que nadie puede manifestar la iluminación sin emprender un profundo cambio en su propia vida, es decir, sin transformar su disposición espiritual y su mente.

¿Conoces Nam Myoho Renge Kyo? Entonces conoces la herramienta para hacer surgir desde el reino interior de tu vida, el máximo potencial para sobrepasar cualquier función negativa de la oscuridad fundamental, y transformarla en algo puro e iluminado que pueda sembrar luz en tu vida desde lo profundo de tu interior.

Como dijo una vez una jóven: «La vida es una lucha, uno puede decidir si va a triunfar o perder

Publicado enBudismo y Filosofía

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.