Saltar al contenido

Mi primer viaje en avión

Hace tiempo que tenía pendiente hablar de mi primer viaje en avión y por una cosa u otra lo había pospuesto bastante. Fue en Marzo pasado, y quedó registrado en la entrada Viaje a San Pablo.

Pero bueno, en si la experiencia de volar estuvo buena, sali a las 12.30 del medio día via TAM y sobre las 14.30 ya estaba en el destino. Fue un viaje corto pero como experiencia estuvo de más.

La sensación más rara la llevas al despegar y a medida que el avión agarra más altura parece como que te vas para atrás (en silencio se elevaba un gigante fuuuuuuuuuck! desde dentro de mi), pero le gané al cagaso y seguí olímpico.

Luego de eso otra cosa que estuvo buena fue cuando el avión tomaba las curvas, yo justo iba justo al ala así que podía sentir perfectamente como rotaba toda la aeronave.

Y ya en el aeropuerto de Guarulhos en esa zona empezaron las turbulencias y el avión se sacudió para todos lados, pero duró pocos minutos y luego ya comenzó el descenso. El descenso no fue tan traumático como la subida, me gustó más de hecho y no sentí practicamente nada.

Sobre el avión en si, conseguí boletos super baratos por una promoción de LAN y obviamente me tocó clase económica, así que la comodidad era exactamente igual a viajar en un BUS de carretera, ni cómodo ni incómodo.

Eso si, lo que no tenemos en el bus de carretera es el almuerzo y el carrito de bebidas, que si disfruté bien en el avión.

Al pasar por la clase VIP  se nota la diferencia entre los asientos y comodidades que tienen ellos y los de la clase económica o turista, son mucho más anchos y cómodos, hasta te podés mandar una siesta gigante ahí como si estuvieras en una cama.

Aparte de la experiencia de volar en si, conocer el aeropuerto de Carrasco a fondo, pasar por el check in, los controles policiales y demás, lo más gratificante es llegar al FreeShop jeje, en mi caso pasé al ingresar, pero reservé algunos dólares para la vuelta y fue donde conseguí buenos alcoholes y perfumes a 60% menos del valor que los compro siempre, tal como si estuvieras en el Chuy u otra frontera.

Mi primer viaje en avión al final salió mejor de lo que esperaba, disfruté, conocí nuevas cosas y pude comprender toda la burocracia previa al vuelo. Fue una linda experiencia, que se repetirá pronto, esta vez hacia otro destino seguramente 😀

Publicado enViajes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.