Saltar al contenido

Summum bonum (El bien supremo)

summum bonum bien supremo

Summum bonum es una expresión del latín que se podría traducir como «el sumo bien» o «el bien supremo«. Comencé a escuchar esta frase de boca de mi maestra de Reiki hace algunos años . Pero en lo hondo es algo que ya tenía muy interiorizado, ya que lo ponía en práctica desde hace mucho tiempo.

Según leí, El bien supremo fue muy utilizado en la filosofía medieval, así como en la de Kant. Se usaba primordialmente para describir el fin último que los seres humanos deben seguir, que al final se terminaba transformando más en un fin en si mismo.

Otras definiciones que encontré de Summum Bonum fueron las del utilitarismo, donde se identifica al bien supremo como la máxima felicidad psicológica para el mayor número de personas. Para el eudemonismo por otro lado, se entiende como todo aquello que contribuye a la felicidad.

¿Y para mi qué significa?

Coincido con un poco de todos ellos, pero creo que es mucho maś profundo. Primeramente creo que el bien supremo nos lleva antes que nada a dejar de lado nuestro egoísmo, y a pensar de manera universal, a ver al mundo y al resto de los seres que nos rodean como uno solo, dejando de lado el individualismo, para pensar de manera más holística y solidaria.

Trataré de ejemplificar esto: muchas veces pienso que no llueva, por que me gustaría ir este fin de semana a tal lado, y si llueve se arruinaría el paseo.

Desde mi  perspectiva del bien supremo, este tipo de pensamientos son realmente egoístas. Atado a mis deseos, estoy prácticamente rogando que no llueva para que mis planes no se estropeen, mientras que el mismo pensamiento orientado al bien supremo se inclinaría a pensar: «Si llueve o no llueve, que sea para el bien de quienes más lo necesiten». Si llueve de seguro no podría pasear el fin de semana, pero quizás esa lluvia sea necesaria para que los cultivos de los productores rurales no pierdan la cosecha. Ejemplos como esos hay miles.

Tampoco significa resignación o determinismo cuando no logramos las cosas que queremos, es decir: «Como no logré salvar el exámen de matemáticas, que sea por el bien supremo». En cosas tan individuales como esas, donde el resultado es muy particular creo que lo del bien supremo no aplicaría tanto.

Aún debo ahondar más en otros ejemplos para ver si la perspectiva que tengo es correcta y aplicable realmente, pero de momento lo que siento parece estar guiándome por el camino correcto.

Creo que el bien supremo acarrea consigo un sentido de unidad, para dejar libre nuestro ego en las cosas más generales de la vida, para ver al cosmos y sus fenómenos desde otra perspectiva superior a la que nos tiene acostumbrados nuestro pequeño yo egoísta.

Mirar la vida con un sentido de reflexión más amplio y abarcativo como este, hará que los seres humanos hagamos de este un mundo mejor.

 

Publicado enBudismo y Filosofía

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.