Saltar al contenido

Viaje a San Pablo, Brasil

Volando a San PabloFinalmente luego de varios meses de planes he logrado llegar a San Pablo! Estamos alojados en el Centro mismo de la ciudad.

Llegar hasta aquí en avión ha sido todo un hito! Dada mi previa experiencia viajando a Brasil con 20 horas sentado en el asiento de un omnibus, esta vez era avión y no había lugar a discusiones.

La experiencia de volar solo puedo describirla con una palabra: fantástica! Los paisajes que se ven desde allá arriba son hermosos, sin contar el solo hecho de ir por sobre las nubes y verlas tan puras y blancas, es todo un espectáculo!

Cosas a destacar de la primer semana: apenas se arriba al Aeropuerto, ya se nota que todo es inmenso, multiples terminales, decenas de aviones en la pista, y muchos buses esperando pasajeros para llevarnos hasta la terminal de arribos.

Catedral Metropolitana de San Pablo

El primer día visitamos la Catedral Metropolitana de San Pablo: esta catedral es uno de los puntos históricos más visitados de la ciudad, es normal encontrarse varios grupos de turistas afuera y dentro de la misma. La verdad, una estructura arquitectónica impresionante, tanto exterior como exterior.

Fue medio bizarro andar sacando fotos al lado de la gente que estaba rezando pero bueno, era un mal necesario para tener un buen recuerdo del lugar.

Luego de allí nos dirijimos hacia la calle 25 de Marzo. A este lugar recomiendo ir con al menos 300-400 reales pues es lo más parecido al Chuy de Uruguay, encontrás todo regalado, precios 4 o 5 veces más bajos que en UY. Hay que ir con tiempo para recorrer todo (mucho más si vas acompañado de 2 mujeres que entran en cada tienda como fue mi caso :p).

Liberdade, San PabloVisitar el Barrio Liberdade, algo que nunca debe faltar en tu viaje a San Pablo: este un barrio creado por los inmigrantes japoneses que llegaron a Brasil hace ya muchas décadas.

Es hermoso ver la decoración asiática de los locales de venta, restaurantes y las calles con los típicos faroles rojos y blancos decorando los caminos.

Como frutilla del postre, una lluvia tropical nos agarró apenas salimos del metro de vuelta a Santa Cecilia, y yo como soy bastante loco por el agua, decidí caminar sin paraguas disfrutando de la frescura para aplacar el abrazante calor paulista.

Barrio de Bras: este barrio es como la 25 de Marzo, solo que se focaliza en la venta de ropa, allí podés encontrar ropa regalada, es como un barrio de los judíos en Montevideo, solo que 10 veces más grande.

Remeras Polo por 8 reales (70 pesos uruguayos), remeras manga corta comunes por 5 reales, championes («tennis», como le dicen los brasileros) por 300 pesos y de excelente calidad, mochilas, bolsos, y un gran etcétera.

Igual que como comenté antes, ir con al menos 300 reales para no quedarte corto y comprar de todo. Si no andas en auto, lo ideal es ir en metro, te deja en el corazón del Bras a pocas cuadras de los principales lugares de compra.

itanhaemViaje a Itanhaem: este hermoso lugar queda a unos 150 km de San Pablo, se viaja atravesando todos los morros y el paisaje que se ve desde allá arriba es maravilloso.

Itanhaem es una ciudad entre las montañas, con grandes playas, algo parecido a Maldonado, solo que con menos infraestructura, sin edificios, todo más rústico, algo que le da cierto encanto.

Allí caímos a la casa de otros uruguayos parientes, donde disfrutamos de días de sol y mar! Además de que tomamos cerveza como nunca, y probamos caipirinha de anana y maracuya para bajar el suculento almuerzo en familia que se servía decorado por la música de Jaime Ross…

Y qué emoción estar lejos del paisito, rodeado de coterráneos y escuchando esta música del corazón… tantos sentimientos encontrados!

Itanhaem me dejó la impresión de ser algo parecido a La Paloma, solo que más urbanizado, aunque conservando un ese aire de pueblo de con olor a mar.

Este post sigue en Viaje a San Pablo – Parte 2

Publicado enViajes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.