Saltar al contenido

Viaje a Florianópolis, Brasil

Hace unos días me reintegré al trabajo luego de pasar unos 8 días en Brasil, debo decir que pude cumplir mi anhelada meta de salir del país y visitar este destino. El viaje duró unas 20 horas, partimos un Domingo a las 17 horas desde Maldonado y llegamos a las 13 horas del día Lunes, en el trayecto pasamos por el Chuy, luego ya en Brasil atravesamos el estado de Rio Grande do Sul, hay cosas que te pierdes si viajas en avión y al comerme el garrón de 20 horas arriba de un bus, al menos la vista valio la pena.

Es increíble como al pasar la frontera comienza a cambiar el paisaje, se comienza a apreciar un color verde que lo cubre todo, es como si la naturaleza envolviera a las ciudades y construcciones en general. En este trayecto se pueden apreciar muchas construcciones de teja y madera, tanto de casas buenas como de humildes, otra cosa que podrás ver sin dudas son las plantaciones de banana y arroz a lo largo del camino.

Pasamos por muchas ciudades y balnearios antes de llegar a Florianopolis, que se divide en dos partes, la ciudad y el balneario ubicado en la isla, ambas partes están unidas por un gran puente.

Las playas eran muy buenas, con la vegetación casi llegando hasta el agua.. todo en estado muy salvaje, visitamos Canasvieiras, Jureré e Ingleses, esta última me gusto muchísimo! Florianopolis (el balneario) no es muy grande y posee una avenida principal, donde podrás encontrar multitud de comercios, bares y locales de comida donde degustar exquisitos platos, caipirinha y otros tragos! Si alguna vez has visitado La Barra en Maldonado, es una onda parecida, no muy urbano, medio rústico y sin mucha infraestructura.

A bordo de un barco en Floripa

Una cosa que no puedes perderte es el paseo en el velero Scuna, te lleva en un recorrido por muchísimas islas, se ingresa a la fortaleza de Santa Cruz y también hay un espacio para baños oceánicos cerca de las islas, yo sin dudarlo me tiré al agua desde el barco, no sólo por que nunca me había tirado desde un barco, sino por que estabamos al lado de una Isla que poseía un color verde tan transparente en sus aguas que no podía dejar pasar la oportunidad!

Centro de Florianópolis, Brasil

La parte urbana de Florianoplis (la ciudad) tiene una clara mezcla entre lo colonial y lo moderno, con casas entre los morros, modernos edificios y casas típicas de la época colonial. Recorrimos una gran peatonal que estaba muy buena, miles de cosas para comprar y un ambiente excelente entre la gente, todos super gentiles y animados, se puede apreciar esa alegría natural (envidiable) que tienen los brasileros! Aquí están todas las Fotos de Florianopolis que pudimos tomar.

En Camboriú estuvimos 3 días y debo decir que es diferente a Florianopolis, es más una onda Punta del Este, sólo que con un paisaje totalmente diferente, rodeada de morros e iluminada por las noches por el Cristo Luz. A diferencia de Floripa, posee muchos edificios y una gran rambla de unos 6 km donde podrás encontrar muchos Pubs, Bares, Restaurants y hermosas playas.

Telesférico de Camboriú

Tres cosas no debes dejar de hacer si visitas Camboriú, una es el Telesférico que te traslada desde la base por entre los morros y luego bajas hacia la paradisíaca playa de Laranjeiras, para mi la playa perfecta, el agua super verde y transparente, rodeado de una vegetación exhuberante y unas piedras enormes! Realmente parece una playa salida de una película, el paraíso.

Playa Camboriu

 

La cena en el restaurant del Cristo Luz con la vista de toda la ciudad desde allá arriba es algo inigualable, afuera del restaurant hay también una excelente vista a través del patio que rodea al Cristo.

Lo otro que no debes dejar de hacer es visitar el Parque Beto Carrero World, el mayor parque temático de América del Sur, miles de juegos, montaña rusa, montaña rusa invertida, un elevador que cae al vacío, juegos de agua y shows temáticos como África Misteriosa, Aqua Show y el Memorial Beto Carrero Show al finalizar la jornada. Si quieres que valga la pena, a las 9 AM debes estar en la puerta y disfrutarlo a pleno hast las 19 horas que termina el último show y que se cierran los juegos, cuesta $30 dólares la entrada. Y si te da hambre entre todas esas horas, existe una gran plaza de comidas donde podrás elegir comida rápida, tenedor libre, etc.

Beto Carrero, Santa Catarina

En general, en ambos lugares, el alojamiento es barato, hay posadas, hoteles y demás a precios sumamente accesibles, también la comida es barata, lleno de tenedores libres que por 10 reales comes todo lo que quieras y la cerveza está a precio de locos, 8 pesos uruguayos la lata de 350 cc! 😀

Conclusión: el Viaje a Florianópolis y Camboriú estuvo alucinante, ya dije que volveré a Camboriú dentro de algún tiempo pues me encantó!

Publicado enViajes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.